Academia de Ciencias Luventicus

Albert CAMUS

 -
Camus nació en Mondovi, la actual Drean (Argelia), en 1913. Su madre era de origen español. Su padre falleció cuando el pequeño Albert tenía tan sólo dos años. Su infancia transcurrió en la ciudad de Argel, en uno de los barrios más humildes. A pesar de la falta de recursos, gracias a una beca, pudo completar sus estudios primarios y el bachillerato.

Ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de Argel. Cuando quiso ejercer allí como profesor no fue admitido a causa de su avanzada tuberculosis. Trabajó durante algún tiempo como corresponsal del Alter Republicain. Quiso ingresar al ejército como voluntario pero no fue admitido por su debilitado estado de salud. Durante este período publicó Bodas (1939). Paralelamente, fundó una compañía teatral, desempeñándose en ella como actor y director. En 1940 se instaló en París, trabajando como corresponsal de París-Soir. Allí comenzó a adquirir renombre. Escribió su primera novela, El extranjero, y el ensayo El mito de Sísifo (1942). Durante la ocupación nazi fue un activo miembro de la Resistencia. Fundó y dirigió el periódico Combat que, desde la clandestinidad, colaboraba con la resistencia francesa. Durante este período escribió Cartas a un amigo alemán. Su labor de escritor se extendió también al teatro. En 1944 estrenó su obra teatral El malentendido y, al año siguiente, Calígula. En 1947 escribió La peste, una de sus novelas más famosas. En 1951 publicó El hombre rebelde y, posteriormente, La caída (1956), la obra teatral Estado de sitio (1948), El exilio y el reino (1957). En forma póstuma fueron publicados la novela Una muerte feliz, su obra inacabada El primer hombre y sus Cuadernos. En 1957 ganó el premio Nobel de Literatura y se negó a recibirlo. Halló la muerte en un accidente automovilístico el 4 de enero de 1960 en Villeblerin (Francia).

Su pensamiento se halla bajo la influencia de Schopenhauer y de Nietzsche, así como del existencialismo alemán. El sin sentido, el absurdo, el suicidio, la alienación y el desencanto —sus temas centrales— son abordados por él desde una perspectiva existencial y desde un pesimismo extremo. Con ellos se articula dialécticamente la afirmación de la dignidad humana y de la fraternidad. Suele relacionárselo con el existencialista francés Jean-Paul Sartre, con quien comparte en gran medida la visión del mundo; sin embargo, difiere de él en cuanto a la opinión sobre el comunismo, ya que Camus lo rechaza abiertamente.

El amor por España, heredado de su madre, lo llevó a realizar adaptaciones de obras de Lope de Vega y de Calderón (El caballero de Olmedo, La devoción de la Cruz) y a ambientar su novela El estado de sitio en la ciudad española de Cádiz.

Fernando Savater dijo de él: “Sin duda Albert Camus es uno de los protagonistas literarios de nuestro siglo que más amistades entrañables han despertado en sus lectores. Y desde luego también de los que ha concitado, al menos cuando aún vivía, antagonismos más irrevocables. Estos últimos son no menos comprensibles, porque hay en torno a Camus una aureola casi insultantemente positiva: fue atractivo, elegante sin afectación, moderno, valiente, recto, deportivo, un chico de la calle humilde pero arrollador, tocado por la gracia del fervor popular en cuanto hacía, fuese periodismo, novela o teatro, radical humanista de la política en tiempos especialmente inhumanos, laureado con el Premio Nobel más joven que nadie… Se enfrentó a todos los totalitarismos en una época en que prácticamente no se encuentra ningún intelectual que no coquetease antes o después al menos con uno de ellos… ¿cómo no envidiarle mucho, cómo no detestarle un poco, igual que se siente ojeriza por el infalible primero de la clase? Y sin embargo, despierta amistad: porque sabe mostrar el lado irrepetible y frágil de cada uno de nosotros, porque se declara incompleto, insatisfecho, falible, porque sostiene principios elevados pero demuestra amar hasta lo menos excelso de la vida, porque cultiva los razonamientos pero no escamotea su desenlace absurdo, porque muestra más de lo que demuestra, porque no se le puede confundir con un profesor y guarda siempre en él algo de trémulamente joven e inmaduro. Hasta la muerte fue galante con él, ahorrándole ¿ahorrándonos? las redundancias o las dimisiones de su envejecimiento.”  

Aporte de Andrés A. Luetich

Reflexiones y comentarios:

 

-

OBRAS

Título Escrita en… Publicada en…

El revés y el derecho

  1937

Bodas

1938 1939

El extranjero

  1942

El mito de Sísifo

  1942

Cartas a un amigo alemán

  1948

El malentendido

  1942

Calígula

  1944

La peste

  1947

Los justos

  1949

Actuelles (3 volumenes de artículos periodísticos)

  1950-53-58

El hombre rebelde

  1951

La caída

  1956

Estado de sitio

  1948

El verano

  1954

El exilio y el reino

  1957

Los poseídos

  1959

Una muerte feliz

  1971 (póstuma)

El primer hombre

  1994 (póstuma)

Cuadernos

  1962-64 (póstuma)
 -
Recomienda esta página a un(a) amigo(a)

desde Rosario, ciudad cultural argentina

política de privacidad

getCITED

base de datos de autores, artículos, publicaciones e instituciones

Anuncios Luventicus

Paseos por Roma
y sus alredodores
www.niccolomaffeo.es

Mapa de Italia
Venecia, Florencia, Palermo, Nápoles, Roma, Cágliari, Turín, Bolonia, Génova, Verona
www.luventicus.org

Turismo en
Perú

Machu Picchu, Cuzco, Arequipa, Callejón de las Huaylas
www.luventicus.org

Mapa de Francia
París, Borgoña, Isla de Francia, Costa Azul, Alsacia, Lorena, País del Loira
www.luventicus.org

LN

Suscríbete al Boletín
de la Academia Luventicus

LS